UPEG

/ Programa Alimentos para el Progreso del USDA / Historias de Éxito / 2015 / Proyecto de Inocuidad Alimentaria y Protección Ambiental Cuenca del Lago de Yojoa, Honduras

Proyecto de Inocuidad Alimentaria y Protección Ambiental Cuenca del Lago de Yojoa, Honduras

21/04/2015

La Cuenca del Lago de Yojoa es un reservorio natural de agua dulce más grande de Honduras, en la cual se encuentran diversos sistemas productivos y uno de ellos es la pesca artesanal y la producción acuícola. Sin  embargo en los últimos años la tradición cultural (pesca) se ha visto afectada por la falta de control, especialmente en la forma ilegal que está invadiendo esta actividad. Los pescadores furtivos utilizan técnicas de pesca como la vara y que el argot se conoce como “vareros”, esto está ocasionando escases de pescado, ya que son ahuyentados a zonas más profundas, donde muchos de los pescadores legales se les complica realizar en sus días de pesca dichas capturas para abastecer los centros de acopio. Además depositan en el agua los desechos (tripas y otros) de la limpia del pescado, como la venta del producto también es de forma clandestina y muchas veces sin refrigeración.

Si bien es cierto que existe una dirección de pesca en el País, AMUPROLAGO no puede ser ajeno a promover y fortalecer el desarrollo de este sistema productivo, importante en la región. En tal sentido ha promovido una iniciativa que favorezca la captura y consumo responsable de pescado con el proyecto “Inocuidad Alimentaria  y Protección Ambiental” con el apoyo de la SAG, USDA y el IICA. El proyecto ha consistido básicamente en generar conocimientos a través de la capa- citación a las cuatro asociaciones de pescadores con un grupo meta, más de  175 pescadores en esta primera etapa. Un componente importante es la parte de construcción y mejoramiento de los centro de acopia, su acondicionamiento y dotación de equipo. Además la instalación de dos casetas flotantes con el propósito de monitoreo y vigilancia, como una lancha de motor para las jornada de patrullajes de vigilancia en el espejo de agua.
 
El tema específico de vigilancia, el Señor Javier Caste- llanos con un grupo de pescadores y los navales han comenzado a darle curso a dicho plan en donde se han decomisado, aperos de pesca y producto a pescadores ilegales.  

El tema de captura y venta de pescado va variando en el tiempo; pero en promedio 40 pescadores acopian aproximadamente 2,000 libras (Entre 35 a 40 pescadores) de pescado y un pescador genera en promedio entre Lps. 780.00 a Lps. 850.00 por semana.

La importancia de proyecto radica básicamente en poder proteger a estas familias, que legalmente realizan la actividad de pesca por tradición y por historia, ese ha sido su modo de vida. Además el proyectos va generando confianza por el tema de protección ambiental, el pescador se convierte en interlocutor y guarda recursos voluntario cuando existe un delito ambiental. Otra condición es la utilización de buenas prácticas en el uso adecuado del centro de acopio, la manipulación de desperdicios del pescado entre otros.

Uno de los testimonios del Señor Javier Castellanos es; “a pesar que sabemos que hay crisis en el control ade- cuado de pesca, logramos visualizar una esperanza con este tipo de proyecto, nadie había confiado en nosotros para ir mejorando nuestra actividad, hasta que por iniciativa de AMUPROLAGO consiguió los fondos con la SAG y USDA” de lo cual estamos agradecidos”.

Como AMUPROLAGO sabemos que falta mucho por hacer, sin embargo estamos en el camino y como encargados del manejo de la Cuenca, estamos en la obligación de promover la sostenibilidad ambiental y productiva de esta región importante de Honduras.